Blogger templates

lunes, 3 de marzo de 2014

Crónica de un alma inocente

En mi casa está totalmente prohibido el uso de despertadores, aunque a decir verdad, ni siquiera lo necesitamos. Me levanto por medio del canto de los pájaros o, mejor dicho, con el ruido mañanero de la ciudad. A mi izquierda, apoyado en el cabezal de la cama, lo tengo a James, mi esposo. Fue complicado al principio establecer una relación con él porque a cada lugar que íbamos notábamos las miradas de la gente. Siglo XXI y la homosexualidad y los derechos igualitarios todavía no están bien acentuados en este país, pero a fin de cuentas te terminas acostumbrando y no te importa lo que sucede a tu alrededor.

Siempre tenemos la misma rutina: luego de levantarnos, desayunamos un café con pan tostado y huevos revueltos, y miramos las noticias por la televisión (todo esto, siendo las 12 de la tarde). Para ahorrar y, para tener más tiempo juntos, James y yo nos bañamos juntos. La diferencia está en que él sale cinco minutos antes, se cambia y se va a su estudio de abogados.

También trabajo en el estudio, pero mi presencia no es tan requerida como la de un abogado. Por ello, espero sentado en el borde de la cama o dentro del gimnasio que tenemos preparado en un cuartito de la casa, esperando que alguien me llame por el móvil.

Aproximadamente a las 4 de la tarde recibí una llamada; era hora de ir a hacer lo que mejor sé hacer. Me vestí con un traje negro de paño a rayas de Dolce & Gabbana, una camisa blanca combinada con una corbata rojo granate y unos zapatos de charol (negros, por supuesto).

Una vez que llegué al estudio, aparqué mi Audi A7 color champagne y me dirigí a mi despacho. En mi escritorio, un vaso de whisky me acompañaría en la lectura de un nuevo caso por resolver. Se trataba de una nueva desaparición de un menor; hecho muy frecuente en esta región. Lo siento, todavía no les conté mi papel en todo ésto. Soy psicólogo forense y mi tarea es investigar los crímenes desde otro punto de vista.

En fin, según las investigaciones realizadas por la policía federal, Fred era un niño de 15 años, de estatura mediana, 160cm, pelo castaño y ojos verdes. Siguiendo el testimonio de los padres, Fred había desaparecido hace ya 5 días cuando no lo vieron volver del colegio. Era un niño bastante solitario. No solía practicar ningún deporte y no era de los más sobresalientes de la clase (por no decir que era uno de los que peor nota promediaba).

Horas después salí a recorrer un poco la zona de su residencia. Hablé con muchos de sus vecinos y ninguno dijo haber notado algo raro por parte de Fred. Tampoco lo vieron pasar con su bicicleta y eso fue un hecho extraño, ya que una vecina de 82 años acostumbra a estar sentada en las escaleras que dan a la calle mientras toma un buen mate caliente.

Luego, inspeccioné un poco la zona colegial. Platiqué con los profesores, con algunos directores y gracias a que me proporcionaron números telefónicos hablé con algunos de sus compañeros pero como nadie se hablaba con él, no podían poseer información alguna. Lo único que me han dicho fue que se desvió de su camino que solía tomar para ir a su casa y me indicaron un poco por dónde era.

Al terminar mi parte de investigación dentro de la escuela, cogí mi Audi y fui hasta el punto máximo de donde lo han visto a Fred montando su bicicleta. Fui de casa en casa para ver si alguien tenía algún dato. Un barredor, dijo verlo pasar por allí a toda velocidad en su bicicleta azul hace un par de días. Lo particular del relato de este hombre, que me llamó mucho la atención, fue que Fred llevaba enganchada a la bicicleta una mochila adicional que nadie me había mencionado.

¿Por qué un niño de 15 años se desviaría en un punto? ¿A dónde podría llegar a ir? ¿Qué había en la mochila que llevaba de más? De lo que sí estoy seguro a estas alturas, es que no lo han secuestrado. Fred sabía a dónde iba y solo él sabía la razón.

Eran las 9 de la noche cuando volví a su casa por segunda vez. Les expliqué a los padres que lo más seguro era que el niño haya ido a hacer algo y que sabe muy bien adonde está yendo. Ellos estaban preocupados y, con mucha razón, ya habían pasado 5 días. Les pedí amablemente que me enseñen la habitación del pequeño.

Su habitación era totalmente casual y ordinaria. Las paredes tenían una tonalidad sumamente azul, que al parecer era su color favorito. No había ningún póster o imagen pegada sobre la pared como suelen acostumbrar a colgar los adolescentes. Sobre su escritorio, y en los cajones, sólo habían papeles y artículos del colegio; nada que pueda llevarme a una conclusión. Tampoco disponía de un celular para ver si ha llamado a alguien o si tenía alguna información valiosa para el caso. Revisé el cuarto por completo y lamentablemente no hallé nada.

Les pregunté a los padres por las computadoras de la casa y sólo me enseñaron la notebook personal de la madre. Dijo que de vez en cuando la usaba pero que siempre estaba en Youtube o revisando alguna página de juegos. Le pedí que la prenda y se llevó con la sorpresa de que había una nueva cuenta: “Fred – Cuenta personal”, que estaba bloqueada con contraseña. Me vi obligado a retirarle la notebook y llevarla al estudio para que nuestra experta en ciencias informáticas 'adivine' la clave. También les pedí la última factura de teléfono pero no había ningún número que ellos no conocían.

Entre una cosa y otra, llegué a las 11 de la noche a casa. Estaba James esperándome con la comida; un plato de lomo al champiñón con puré de batata, acompañado de un buen vino tinto de Mendoza. La verdad, siempre fue un hombre bastante atento. Hablamos sobre cómo fue nuestro día y le expliqué lo estresado que estaba.

Después, entre trago y trago, beso y beso, James se quitó la camisa. Siempre me impresiona con la imagen masculina que presenta: cuerpo bien tonificado y espalda ancha. Me alzó en el aire y entrelacé mis piernas en su espalda. Me tumbó encima de la cama y comenzó a besarme por el cuello. El resto... es historia.

Al otro día le llevé a primera hora la notebook a Carolina, nuestra experta en ciencias informáticas (solemos contratar mujeres para no tener ningún tipo de problema interno). Un par de minutos fue suficiente para que me la entregue ya desbloqueada. Entré a la cuenta de Fred y a simple vista no había absolutamente nada, ni un documento. Investigué cada rincón del escritorio y de todo el sistema de Windows, literalmente, y no aparecía nada que pudiera servirme para el caso.

El historial de navegación tampoco me ayudaba, eran todas páginas de juegos y algunas con contenidos de esperarse de un joven de 15 años. Eché un vistazo a sus mails y no hallé nada fuera de lo común. Sólo quedaba una última opción que fue la red social. Sólo habló con dos personas en Facebook: un tal Martín de 14 años y una mujer grande de 40 años que, al parecer, era pariente de él. Me contacté de inmediato con el niño y me dijo que un día antes de la desaparición de Fred, él había pasado a su casa a dejarle una soga. No sabía para qué la necesitaba pero que le debía un favor de amigos y se la llevó sin cuestionar. Sólo había una conclusión posible y esperaba no estar acertado.

Llamé de inmediato a los federales y a James para avisarles que inspeccionen todas las zonas posibles de poseer árboles o señales de la naturaleza. Horas más tarde me lo confirmaron: encontraron a Fred colgado con una soga al cuello en un árbol en las afueras de la ciudad. Trasladaron la escena a nuestro laboratorio lo más rápido que pudieron.

Fred no mostraba ningún tipo de golpes ni de sangre, excepto por unas pequeñas marcas rojas en la espalda. Concluímos que la bicicleta se utilizó de soporte para pararse sobre ella y luego empujarla con los pies y así quedar tendido en el aire con la soga al cuello. Revisé todo lo que había en las dos mochilas y no hallé nada. Lo que sí encontré, en el fondo del bolsillo de su jean negro, fue una carta que parecía dirigida a su hermano del que no me había enterado que tenía hasta este momento; según parece vivía en otro país.

“Hermano, perdón por dejarte sólo. No puedo más con esto. Mi vida es un infierno. No se puede vivir en casa. Mamá no deja de apostar en el casino y llega a la madrugada. Nunca me dan de comer, dicen que me vendrá mejor porque soy un obeso. Papá no para de tomar y está todo el día borracho. El otro día han llegado a pegarme y tengo miedo. Me amenazaron luego de que le conté a la abuela, que encima no me cree que papá y mamá sean así conmigo. Me tratan de inútil y quizá tienen razón. Nadie me necesita y cuento a mis amigos con las manos cerradas. Te amo hermano, espero que estés bien en Francia”.

Volví a mi despacho, llamé a las autoridades y detuvieron de inmediato a los padres de Fred (fueron condenados 15 años de prisión por instigación al siucidio luego de presentar las pruebas evidentes).

Lamentablemente se nos fue otra alma pura e inocente. En fin, qué mas da, caso cerrado.
_____________________________________________________________________________
Espero que les alla gustado el relato de hoy. Si les gustó, comenten. También pueden seguirme en el Twitter si así lo desean ( @mkiriadre ).

También quiero avisarles que a partir de hoy, publicaré todos los Lunes ya que quiero organizarme y como estoy empezando el segundo año de la facultad prefiero decirles "tal día visiten que hay algo nuevo" en vez de dejarlos esperando.

Así mismo, quiero contarles que estoy haciendo una entrada diferente para la próxima con participación de algunos suscriptores que por cierto gracias, hoy somos 250!! Nunca lo digo, y no se aprovechen, pero los quiero mucho por formar parte de este espacio.

Un beso a todos y que tengan excelente fin de semana!! Matt.

45 comentarios:

  1. La verdad es que no me imaginaba un final tan trágico.
    El ambiente familiar puede causar muchos traumas, lástima que el chico no fuese lo suficiente maduro para poder afrontarlo y tener que buscar, como último recurso, la evasión en el suicidio.
    Te deseo una muy feliz semana.
    Cariños en el corazón.
    Kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras. La verdad que en ese sentido soy amante de los finales poco felices y siempre intento no caer en el cliché. Por otra parte, pocos niños son capaces de superar sus miedos, frustraciones, y con ello, si no te sentís acompañado por al menos un familiar, es algo muy difícil de superar.

      Un beso enorme y que tengas excelente semana!!

      Eliminar
  2. Hola Matt , una obra magistral me a gustado mucho .... Mis más sincera enhorabuena , te deseo una feliz semana , besos de Flor .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado Flor!! Gracias por tus palabras. Ya luego tenemos que coordinar para ver cuándo hacemos algo entre los dos!! Un beso!!

      Eliminar
    2. Espero que te hayas podido hacer una pequeña idea , sobre el poema. Lo importante es que le pongas sentimiento , al poema ese mi humilde y sincera opinión , ten por seguro que les gustara a todos tus seguidores , al igual que a mí . Besos de que flor.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. No sé si con eso me quieres decir que te ha gustado o que te imaginabas un final totalmente diferente. De todas formas, gracias por visitarme y espero que tengas una excelente semana!!

      Eliminar
  4. Por el título estaba claro que el final no iba a ser muy feliz.
    La familia tiene un papel importantísimo para la vida de quienes conviven.
    Pobre chaval!. Tomó la decisión más drástica sin pensar que siempre hay otras salidas.
    Muy reflexivo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por haberte pasado por aquí, Belén. Y me alegro que te haya gustado.

      Un abrazo y que tengas excelente semana!!

      Eliminar
  5. Me gusto mucho la entrada! La forma en que escribes es muy linda.
    Espero que estes bien, saludos.

    Pau.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pau, que tengas una excelente semana!!

      Eliminar
  6. Cada vez escribes mejor las narraciones, ésta me ha encantado, como bien dices en tu entrada es la muerte de una criatura inocente.
    El ambiente familiar es lo primordial para la adolescencia, de ahí parte la personalidad cuando se crece y se llega a hombre o mujer, desgraciadamente el de tu relato no llegó, no pudo soportar la presión que tenía en su hogar, muy bien descrito todo.
    Gracías por tu visita y tu comentario, como dices en él la brisa nos puede llevar a muchos lugares que nunca podríamos imaginar.
    Un abrazo, te deseo una feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Demofila. El ambiente familiar es primordial desde el primer instante de la vida. Algunos creen que no es así pero un fracaso dentro del ambiente familiar puede llevar a grandes consecuencias como ataques de ansiedad y frustraciones a lo largo de la vida.

      Un abrazo y que tengas excelente semana!!

      Eliminar
  7. Guau! Sin duda me quedo por aquí.
    Muy bien escrito, me gusta como te expresas a pesar de que hay cosas que me suenan extrañas al ser yo española, pero siempre es bueno conocer nuevas palabras :)
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! A mi también me sucede cuando leo relatos de españoles, aunque poco a poco me voy acostumbrando a las palabras.

      Mola mucho tu visita, un beso y que tengas una excelente semana!!

      Eliminar
  8. Hola Matt, suelo leer los escritos que me gustan sin investigar nacionalidad, con el tema de la señora tomando mate. argentino o uruguayo, bien argentino
    Psicologo forense.parece una profesion redituable....
    Me encanta como escribes, volvere los lunes
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen punto el de la nacionalidad, yo quizá por ser argentino estoy muy acostumbrado al tema del "mate" debido a que en Uruguay toman Tereré y no Mate.
      Si te soy sincero, yo estoy estudiando para psicólogo, estoy en mi segundo año y estoy investigando el tema de la Psicología Forense o Criminal y apenas dejé de investigar dije: ¿Por qué no escribir una historia de un psicólogo forense? Así de paso, me meto un poco en el personaje y veo cómo sería la situación.

      Gracias por tus palabras, te mando un abrazo enorme!!

      Eliminar
  9. Hola Matt, me gustó mucho tu entrada, muy claro e interesante, ya leeré con más tiempo tu blog, gracias por tu visita al mio.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Simplemente me gustó y mucho
    Lamentablemente...es tan cotidiano como doloroso
    Yo me imagino todo lo que pensaba ese niño de quince años y...siento una gran pena
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado. Y si, lamentablemente son cosas que suceden cotidianamente. Un abrazo!!

      Eliminar
  11. Hola Matt: He curioseado en tu perfil y he sabido que eres muy. joven. Para tu edad escribes muy bien. Llegarás a ser un gran escritor. Felicidades!!!.
    Gracias por tu visita. Y gracias tambien por haberte gustado el blog de Josefa.
    Espero tu visitas en mi casita virtual.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jose. Ojalá tus palabras se hagan realidad, ¿quién sabe?

      Gracias por pasarte y por supuesto que con tu blog tienes toda mi atención.

      Un beso y que tengas excelente día!!

      Eliminar
  12. Hola Matt,
    La narración es estupenda, lograste desde el primer momento captar toda mi atención hasta el desenlace final que, tristemente, refleja una realidad por desgracia muy palpable en la actualidad. Jóvenes inocentes que en su seno familiar encuentran el caldo de cultivo para suicidarse o terminar marginados por la droga o la delincuencia, sin nadie a quién acudir para pedir auxilio.
    Un gran relato amigo, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una pena que no siempre se le de tanta importancia a los adolescentes que tienen algo para decir. Pero la realidad es ésta, y son pocos los jóvenes que pueden hacerle frente a las circunstancias sin nadie a su lado apoyándolo.

      Gracias por visitrme, Jorge. Un abrazo y que tengas excelente día!!

      Eliminar
  13. Hola, Matt.

    El relato es estupendo y fluido.
    El título ya nos da la pista de que no va a ser un fiestón, pero me ha sorprendido ese final tan duro... No siempre los cuentos tienen que tener un final rosa cuando la realidad no la tiene.

    Enhorabuena, unos abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por las palabras, Towanda.

      Un beso y te me cuidas!!

      Eliminar
  14. Hola Matt, como te respondi en mi blog. Claro que me acuerdo de tí:D
    Tenía mucho que no pasaba por acá. Me ha gustado mucho el relato, esta muy bien y que hayas colocado a la pareja homosexual esta bien, por fin no es una familia tradicional jaja :D esto ayuda también a que la gente vaya aceptando la diferencia de género :D.
    Es triste el final :/ pero esas cosas suelen pasar que es otro punto a favor en tu relato :D.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué suerte que aún te acuerdas :D. Me alegro que te haya gustado y sí, hay que comenzar a salir de lo tradicional y eso es lo que busco en mis relatos sea cual sea el género.

      Un abrazo y que tengas excelente semana!!

      Eliminar
  15. Matt, me alegra haber tenido la oportunidad de conocer tu espacio.
    Un relato desgarrador, que puede darse perfectamente en la vida real. Muy bueno, felicitaciones.
    Te sigo, saludos

    ResponderEliminar
  16. La verdad es que el relato esta genial muy agíl de leer y además segun lo vas leyendo te vas temiendo lo peor como desgraciadamente así fue.
    Lo malo es que estas cosas pasan y mucho, hay padres que no son conscientes de lo que pueden llegar a crear a su alrededor.
    Hola amigo siento no haber pasado antes pero ando un poco liadillo, pero vendré todos los lunes.
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por más triste que sea, siempre suceden éstas cosas por todo el mundo y nadie es consciente de que no le hacen bien a la persona los malos tratos.

      Gracias por pasarte!! Un beso.

      Eliminar
  17. Somos los el resultado de los errores de nuestros abuelos... El poder de una familia... Gran texto y precioso blog al que ya me he suscrito.
    ¡SE MUY FELIZ! :):)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una cadena que comienza desde muy arriba. Un beso. Soy feliz si estas en mi espacio :D!!

      Eliminar
  18. Hola Matt, gracias por tomarte al menos un poquito de tu tiempo para pasarte por mi blog, he hecho lo mismo y he quedado realmente sorprendida, tus palabras son muy frescas y la manera en la que te expresas es espectacular, saludos desde República Dominicana y también me he suscrito.

    Pasala bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras. Un placer tenerte desde Rep- Dominicana. Un beso enorme!!

      Eliminar
  19. Hola Matt, gracias por pasar por mi blog!
    Me gusta la idea de contar historias breves, al estilo de un unitario.
    Suerte!
    http://100cosasparahacer.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
  20. Muy buen blog! Gracias por pasar por el mío, un beso enorme!

    ResponderEliminar
  21. hey matt, perdon por pasarme por tu blog tan tarde pero joder!!
    Me encanto lo que escribiste enserio, lo ame literalmente, me engancho desde el comienzo;
    pense era un relato gay tipo erotico y así, pero resulto un hermos e interesante relato.
    escribes genial :D
    Soy tu nuevo seguidor y animo con seguir escribiendo me pasare por aquí desde ahora,
    un abrazo!

    ResponderEliminar
  22. Hola Matt, un relato que me ha tenido en vilo hasta el final. ¡¡Felicidades!!.
    Un abrazo.
    Conchi.

    ResponderEliminar
  23. Una triste historia con un final inesperado. muy apasionante el relato.enhorabuena por esta nueva entrega. gracias mil por tu visita y comentario sobre mi cuento.te deseo desde ya un lindo fin de semana. muchos cariños denise

    ResponderEliminar
  24. Una histroia dura y profunda, pero contada de una forma sencilla. Simplemente me a encantado.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  25. Wow, que final. Me gusta como escribes. Saludos<3.

    ResponderEliminar
  26. me encantan tus escritos
    un beso a
    mi Tierra

    ResponderEliminar